La morosidad de comunidades autónomas y ayuntamientos provoca el cierre de 230.000 pequeñas empresas – Alerta Digital