La ley de Igualdad reduce aun más la calidad de la democracia española – Alerta Digital