La provocación catalanista de Laporta termina en escándalo público – Alerta Digital